El hombre razonable se adapta constantemente al mundo…

     … El hombre no razonable persiste en querer adaptar el mundo a sí. Por consiguiente, todo progreso depende del hombre no razonable.

GEORGE BERNARD SHAW.-

 

 

 

Demos.-

     Jefe, esto de las dictaduras, los sátrapas y las tiranías ha dejado de ser aceptable. Ha llegado el momento de abrirse un poco al mundo, respetar algunas convenciones y, sobre todo, guardar las apariencias. Tenemos que decir que respetamos ciertos derechos fundamentales. Hay que dar más libertad a nuestra prensa. Permitir algunas manifestaciones. Y no me mire así, que no le estoy pidiendo una democracia. Solo disimulemos y demos a la gente la posibilidad de votar cada cuatro años.

 http://hiperbreve.blogspot.com/2011/11/demos.html